Práctica Innovadora 2020 sobre Educación Inclusiva

Empoderando escuelas no formales en áreas marginales

The Action Foundation (TAF), con sede en Nairobi, es una ONG dirigida por jóvenes que apoya a niños con discapacidad física y a sus familias. En 2015, TAF lanzó un proyecto para promover el cuidado y la educación de la primera infancia, entre los cuatro y los ocho años, apuntando a escuelas no formales de bajo costo en barrios residenciales pobres de Nairobi. Su enfoque holístico incluye la detección temprana, salvaguardar a los niños, crear entornos de aprendizaje propicios y fortalecer la capacidad de los profesores y cuidadores para interactuar con niños de maneras creativas.

“He desarrollado una variedad de estrategias para incluir a todos los estudiantes.”

NjengaUn profesor y seguidor del proyecto TAF
Sobre la práctica de un vistazo
Nombre de la práctica innovadora :Promoción del Cuidado y Educación de la Primera Infancia
Organización:The Action Foundation
País de implementaciónKenia/ Nairobi – Kibera, Kawangware y Mukuru
Año de inicio2015

SOBRE LA PRÁCTICA EN NÚMEROS

  • Desde 2015 más de 1.600 niños, con y sin discapacidad, se han beneficiado del proyecto.
  • En 2019, 56 profesores trabajaron en tres comunidades marginales en Nairobi.

PROBLEMAS ABORDADOS

En Kenia existen escuelas no formales de bajo costo en barrios residenciales pobres que ofrecen educación y capacitación básica. Desafortunadamente, sus estándares a menudo quedan bajo los niveles de calidad nacionales debido a la falta de habilidades de enseñanza e infraestructura.

SOLUCIÓN, INNOVACIÓN E IMPACTO

TAF inició mejoras en las escuelas preescolares mediante un modelo centrado en el niño, que incluía capacitación docente en educación inclusiva, colaboración de profesores voluntarios en necesidades especiales y materiales educativos a bajo costo.

Las intervenciones comenzaron en tres asentamientos informales de Kibera, Kawangware y Mukuru, enfocadas a escuelas no formales y de bajo costo. Se incentivó a los profesores para que interactuaran con los niños de maneras creativas que inviten al juego y al aprendizaje (por ejemplo, adaptando los materiales de enseñanza) mientras apoyan el desarrollo de habilidades cognitivas y motoras. Inicialmente, 16 profesores voluntarios en necesidades especiales viajaron a los centros locales de desarrollo de la primera infancia para trabajar junto a 40 profesores, que han abarcado a 240 profesores convencionales, 800 cuidadores y 21 directores de escuelas, entre 2015 y 2019.

Para los niños con discapacidad, esta práctica ha aumentado la inscripción escolar, ha logrado retenerlos y ha permitido la transición a la educación regular después de sus años preescolares. La organización ha desarrollado una aplicación y una herramienta en línea para el aprendizaje entre pares y concientizar sobre el valor de la educación inclusiva.

Un profesor se sienta en un círculo con sus estudiantes, mientras les enseña con materiales de aprendizaje de bajo costo como botones de colores.

Los profesores interactúan con los niños de maneras creativasque apoyan el juego y el aprendizaje.

FINANCIACIÓN, PROYECCIÓN Y TRANSFERIBILIDAD

El presupuesto anual de la intervención temprana y el modelo educativo es de $86.000. El modelo de financiamiento de TAF se basa principalmente en la obtención de fondos de donantes a través del desarrollo de propuestas. Además, la organización vende artículos confeccionados a mano por los cuidadores. También se le pide a los socios, corporaciones, escuelas y a la comunidad que movilicen los recursos locales para satisfacer diversas necesidades, como materiales de aprendizaje, equipos de fisioterapia y artículos nutricionales.

TAF pretende expandir el proyecto a los condados de Kilifi y Makueni. El proyecto es altamente replicable, especialmente porque la organización ha desarrollado un manual de herramientas fácil de usar y una aplicación Android.

FACTSHEET

Descargue el factsheet en un word accesible
download