Práctica Innovadora 2020 sobre Educación Inclusiva

Desarrollo inclusivo basado en la comunidad que promueve la enseñanza inclusiva en Zanzíbar

En el 2014, la ONG de Tanzania llamada Madrasa Early Childhood Program-Zanzíbar (MECP-Z), en cooperación con la Asociación Noruega para la Discapacidad, lanzó un proyecto para mejorar el proceso de matrícula de niños con discapacidades en enseñanza preescolar y básica. Se enfoca en la capacitación de profesores en los métodos inclusivos y de intervención, así como fomentar una mayor conciencia comunitaria al trabajar con padres y administradores. El proyecto se implementó en tres de los once distritos de Zanzíbar, y en el 2018 se inscribieron más de 4.300 niños con discapacidad.

“A través de esta capacitación en terreno vemos que podemos ayudar a todos los niños.”

Una participante mujer en el proyecto de capacitación
Sobre la práctica de un vistazo
Nombre de la práctica innovadora :Matrícula escolar
Organización:Programa Infancia Temprana Madrasa – Zanzíbar
País de implementaciónTanzania/ 3 de 11 distritos de Zanzíbar
Año de inicio2014

SOBRE LA PRÁCTICA EN NÚMEROS

  • En el 2018, el proyecto se implementó en ocho escuelas con 170 profesores capacitados.
  • Entre el 2016 y el 2018, se inscribieron 2.626 niños con discapacidades en la escuela preprimaria.

PROBLEMAS ABORDADOS

Debido a las tradiciones culturales y al estigma en Tanzania, a menudo las familias ocultan de la sociedad a los niños con discapacidad.

SOLUCIÓN, INNOVACIÓN E IMPACTO

Dirigido a niños de cero a ocho años, el programa comenzó con una campaña de puerta a puerta para involucrar a los padres en discusiones sobre Educación Inclusiva y proporcionar información sobre los servicios de salud disponibles para niños con discapacidad. Las organizaciones locales de personas con discapacidad (OPD) proporcionaron información para el diseño del programa.

El modelo incluye un programa de capacitación docente sobre desarrollo infantil temprano diseñado especialmente para niños con discapacidad, con un enfoque en la enseñanza basada en el juego. Además, el programa cubre otros tres aspectos sobre la discapacidad para los profesores: identificación, intervención y derivación.

Las capacitaciones tienen una duración de dos días para cada módulo, que luego se presentan en las escuelas piloto. Los niños con discapacidad asisten a la enseñanza preescolar y básica junto con niños sin discapacidad. Los intérpretes de lengua de señas y los materiales especiales de aprendizaje visual facilitan la inclusión.

En 2018, 876 niños con discapacidad se matricularon en la educación preescolar.

Una sala de profesores de educación preescolar con coloridos hiyabs aplaude y sonríe, después de haber recibido capacitación en Formación Inclusiva.

Profesores de educación pre-primaria siendo capacitados en Educación Inclusiva.

FINANCIACIÓN, PROYECCIÓN Y TRANSFERIBILIDAD

El proyecto recibe fondos de ONG internacionales y subvenciones de responsabilidad social corporativa. Entre 2016 y 2019, la organización recibió US$ 1,5 millones por su trabajo comunitario.

MECP-Z quiere ampliar el programa a los once distritos de Zanzíbar con el apoyo de las OPD y los gobiernos locales. Las evaluaciones comunes de programas similares implementados en Zambia y Malawi mejorarán aún más el diseño del programa.

Como resultado del trabajo realizado por MECP-Z, el desarrollo inclusivo basado en la comunidad ahora forma parte de la nueva política para discapacitados de Zanzíbar, y la organización está solicitando una unidad especial que se ocupe de la Educación Inclusiva dentro del Ministerio de Educación.

CONTACTO
FACTSHEET

Descargue el factsheet en un word accesible
download

LINKS