Práctica Innovadora 2020 sobre Educación Inclusiva

Inclusión de personas con discapacidad psicosocial en centros comunitarios

Amitim es un proyecto conjunto del Ministerio de Salud de Israel y la Asociación Israelí de Centros Comunitarios (espacios de reunión locales abiertos a todos). Amitim tiene sus propios coordinadores dentro de los centros para brindar apoyo social y educativo a las personas con discapacidad psicosocial e impulsarlas a participar en actividades colectivas. Este modelo innovador tiene como objetivo promover la recuperación personal mediante actividades educativas y de recreación significativas, así como fomentar un cambio social en la comunidad.

“El curso Amitim fue parte de mi proceso de recuperación de una crisis mental”.

Sobre la práctica de un vistazo
Nombre de la práctica innovadora :Programa Amitim
Organización:Asociación de Centros Comunitarios (Amitim) en alianza con el Ministerio de Salud
País de implementaciónIsrael
Año de inicio2001

SOBRE LA PRÁCTICA EN NÚMEROS

  • Más de 4.000 participantes han sido participado entre 2016 y 2019.
  • Los centros emplean a más de 100 profesionales de la salud mental.
  • Actualmente hay 80 centros comunitarios, con un número mayor ya planificado.

PROBLEMAS ABORDADOS

En muchas ocasiones, las personas con discapacidad psicosocial enfrentan el estigma y la exclusión de actividades sociales y educativas debido a la falta de conciencia sobre la importancia de la salud mental tanto en los servicios de apoyo como en el público en general.

SOLUCIÓN, INNOVACIÓN E IMPACTO

Gracias a la implementación del programa Amitim en centros comunitarios, los adultos con discapacidad psicosocial pueden participar en actividades educativas y recreativas significativas junto con otros miembros sin discapacidad de la comunidad, de acuerdo a los intereses compartidos. A través de actividades tan diversas como el arte, los deportes, la cocina y la historia, los participantes pueden desarrollar habilidades sociales, formar relaciones interpersonales, mejorar su aptitud para vivir en forma independiente y superar la soledad. Más de 100 profesionales en discapacidad mental trabajan en los centros comunitarios para apoyar a los participantes en el manejo de su bienestar individual.

Una de las claves del éxito del programa es que las personas con discapacidad psicosocial son parte de Amitim en todos los niveles: como directores, profesionales de la salud mental y socios en el diseño de actividades. El coordinador de Amitim, que trabaja en los centros comunitarios, promueve debates sobre discapacidad mental y crea conciencia sobre la discapacidad psicosocial en la comunidad a través de eventos culturales y artísticos abiertos al público en general.

A octubre de 2019 había más de 80 centros comunitarios, en todo el país, que atendían a más de 3.100 adultos con discapacidad psicosocial.

Un grupo de teatro de 6 personas se encuentra debajo de un paraguas de color arcoíris.

Las actuaciones teatrales son una parte importante de las actividades del centro comunitario.

FINANCIACIÓN, PROYECCIÓN Y TRANSFERIBILIDAD

El programa Amitim está financiado por el Ministerio de Salud de Israel junto a la Asociación Israelí de Centros Comunitarios, con un presupuesto anual de US$4,2 millones. Los programas Amitim en los centros comunitarios se han replicado en las ciudades principales y periféricas para atender a las comunidades de habla hebrea y árabe y se cree que el modelo se puede replicar facilemente en otros países. Durante 2020 se abrirán otros diez centros comunitarios Amitim en Israel.

El proyecto también tiene como objetivo proporcionar más servicios dirigidos a comunidades específicas (como beduinos y judíos ultra ortodoxos) y llegar al menos a 4.000 personas a través de 100 centros.

FACTSHEET

Descargue el factsheet en un word accesible
download