Práctica Innovadora 2020 sobre Educación Inclusiva

Educación Inclusiva Integral para Comunidades Indígenas

ADISA es una ONG que proporciona Educación Inclusiva comunitaria a niños con discapacidades de la comunidad indígena de Santiago Atitlán, en Guatemala. A través de su Programa de Educación Inclusiva, ADISA capacita a profesores en métodos de enseñanza inclusivos, ofrece talleres para padres, terapia de intervención temprana y apoyo académico para los estudiantes en casa; y crea conciencia sobre las discapacidades en la comunidad. Desde el 2017 al 2019, el programa ha apoyado a más de 150 jóvenes.

“Gracias a ADISA he aprendido tantas cosas que nunca hubiera tenido la oportunidad de aprender.”

Salvador MendozaEx participante con discapacidad del programa
Sobre la práctica de un vistazo
Nombre de la práctica innovadora :Programa de Educación Inclusiva
Organización:ADISA
País de implementaciónGuatemala/Santiago Atitlán
Año de inicio2007

SOBRE LA PRÁCTICA EN NÚMEROS

  • Desde su fundación en el 2007, más de 40 profesores se han capacitado en Educación Inclusiva.
  • Más de 35 padres de niños con discapacidades han recibido apoyo desde el 2017 al 2019.

PROBLEMAS ABORDADOS

Las oportunidades de educación son limitadas en la comunidad rural, indígena y de habla Zutujil de Santiago Atitlán, especialmente para niños con discapacidades cuyas necesidades y habilidades generalmente no son consideradas en las escuelas regulares.

SOLUCIÓN, INNOVACIÓN E IMPACTO

Cuando comenzó el Programa de Educación Inclusiva en el 2007, contaba con solo dos profesores que capacitaban a otros educadores, los concientizaban acerca de las discapacidades y les enseñaban a tres estudiantes con discapacidades. Con el tiempo, las prácticas adicionales y los métodos de aprendizaje han evolucionado e incluyen estrategias más innovadoras. Los talleres para padres, por ejemplo, abordan una amplia gama de temas dependiendo de las necesidades detectadas en las familias.

En el 2019, los talleres se centraron en la temática de estrategias de paternidad no violentas. Además, las madres de niños con discapacidades organizan actividades mensuales como arteterapia y yoga para fomentar un sentido de comunidad y para promover una mejor salud mental. La mayoría de los niños y sus familias también acceden a los servicios complementarios de ADISA, incluyendo terapia física, psicológica y de lenguaje. Además, ADISA también apoya a una escuela de educación especial, que fundó y posteriormente entregó al Estado.

Una mamá aplaude mientras su hijo está jugando con juguetes mientras asiste a una terapia de intervención temprana.

Los talleres para padres abordan una amplia gama de temas dependiendo de las necesidades identificadas de las familias.

FINANCIACIÓN, PROYECCIÓN Y TRANSFERIBILIDAD

El costo anual del Programa de Educación Inclusiva de ADISA es de aproximadamente $60.000, que incluye al personal, servicios del programa y los costos de capacitación. El programa está completamente financiado por Christoffel Blind Mission (CBM), la Fundación Strachan y la Arquidiócesis de Osaka.

ADISA ha replicado esta práctica con una organización socia en Chiquimula, adaptando el programa a las necesidades locales (por ejemplo, centrándose en la enseñanza del lengua de señas, Braille, y habilidades de orientación y movilidad para estudiantes que tienen principalmente impedimentos visuales y auditivos). La ONG también apoya al Centro de Recursos para la Educación Inclusiva (Resource Centre for Inclusive Education) – CREI, un programa que se puso a prueba en el 2019 para proporcionar recursos de Educación Inclusiva a escuelas y profesores en ocho municipalidades.

ADISA continuará apoyando a CREI en las 40 escuelas de Santiago Atitlán. Sin embargo, en última instancia espera que el gobierno asuma su responsabilidad para educar a personas con discapacidad, momento en el que ADISA tendrá un papel consultivo en el diseño de políticas y programas.

FACTSHEET

Descargue el factsheet en un word accesible
download